Home CONTENIDOS ¿Cuál es la diferencia entre alabanza y adoración?

¿Cuál es la diferencia entre alabanza y adoración?

by rularrondo

La alabanza es algo que podemos hacer solos o con otros. La adoración es algo que hacemos solos, en lo más profundo de nuestro ser

Jhonatan Pérez.- La alabanza es unidireccional, alabamos a Dios. Él no nos alaba. La alabanza es nuestro reconocimiento de su poder, autoridad, sabiduría y dignidad. La alabanza no requiere una respuesta del que está siendo alabado.

Por otro lado, la adoración es relacional. No es sólo nuestra comunión con Dios. También es su comunión con nosotros.

1 Crónicas 16:28-29 dice: “Tributad a Jehová, oh familias de los pueblos, Dad a Jehová gloria y poder. Dad a Jehová la honra debida a su nombre; Traed ofrenda, y venid delante de él; postraos delante de Jehová en la hermosura de la santidad”.

Alabanza

La alabanza es algo que podemos hacer solos o con otros. La adoración es algo que hacemos solos, en lo más profundo de nuestro ser.

La alabanza tiene que ver con decirle a Dios y a los demás lo maravilloso que es.

Cuando alabamos proclamamos a gritos su maravilloso carácter, compasión y maravillosa creación, solo por nombrar algunos de sus poderosos atributos.

Alabanza viene del vocablo hebreo halal “alabar, celebrar, glorificar, cantar, alardear”.

Este significado se puede aplicar en muchos casos por ejemplo, cuando quieres destacar las virtudes de una persona, la estás alabando, define la página Veracidad Channel.

La alabanza es un acto de gratitud por todo lo que Dios hace en nuestras vidas, además porque Él es el único de recibirla.

Adoración

Algunas definiciones pueden ayudar a ampliar nuestra comprensión de la adoración.

La palabra hebrea para adoración es «Shaha». Significa «inclinarse» o «postrarse». La adoración involucra nuestra reverencia ante el Señor, no solo físicamente, sino también en nuestros corazones.

La palabra griega para adoración es «Proskyneo». Esta palabra significa «besar la mano de alguien que es reverenciado».

Adorar significa postrarse ante Él y en ese momento le estás diciendo que sin su presencia no eres nada, que Él es más grande que cualquier cosa. La adoración viene de lo más profundo de nuestro ser.

La adoración es un encuentro profundo con el Señor, con su Espíritu. A través de ella puedes encontrar a Dios, sentir su abrazo y sobre todo descansar en su presencia, indica Veracidad Channel.

La alabanza por lo general precede a la adoración. “Entrad por sus puertas con acción de gracias, por sus atrios con alabanza; alabadle, bendecid su nombre”, dice Salmo 100:4.

Comprender la naturaleza de la adoración significa comprender la alegoría de Pablo que nos compara con el Templo de Jerusalén.

“¿No sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo , que está en vosotros, a quien habéis recibido de Dios? No eres tuyo; fuiste comprado por un precio. Honrad, pues, a Dios con vuestros cuerpos” (1 Corintios 6:19-20 ).

La alabanza se manifiesta en nuestro cuerpo y alma. La adoración se manifiesta en nuestro espíritu humano donde mora Dios.

Pablo escribió: “Oraré con mi espíritu, pero también oraré con mi mente; cantaré con mi espíritu, pero también cantaré con mi mente” (1 Corintios 14:15).

Artículo escrito por Roger Barrer en Crosswalk y complementado con la fuente de Veracidad Channel.

Tomado de la Publicación de «Noticia Cristiana»

Related Articles

Leave a Comment