Home NOTICIAS Ayudando a las víctimas de prostitución invisible

Ayudando a las víctimas de prostitución invisible

by rularrondo

De las calles han pasado a pisos y eso dificulta su detección y ayuda. La ONG evangélica Fiet Gratia, especializada en trata y explotación sexual, trabaja para ofrecerles una salida.


Un reportaje amplio en El Faro de Melilla ponía recientemente de relieve la labor que está realizando la ONG Fiet Gratia en la ciudad, a través del proyecto “Project Rescue” para asistir a personas víctimas de explotación sexual.

En esta ciudad, si bien la prostitución parece no estar muy presente en las calles, sí siguen existiendo redes que operan sobre todo en domicilios privados o pisos, algo que dificulta la labor de contacto. Sin embargo, hasta 21 mujeres en la ciudad reciben atención semanal por parte del equipo de la ONG.

La directora de Fiet Gratia, Fiona Bellshaw, explicó que buscan dar ayuda a mujeres que muchas veces se ven en apuros para poder incluso alimentar a sus niños.

Tras el covid, más prostitución
Desde una perspectiva más amplia, el fenómeno de la prostitución, con la llegada del covid, ha incluso empeorado para muchas mujeres. Así lo aseguran quienes están trabajando en siete comunidades autónomas con este programa basado en la atención, la ayuda y si es posible el rescate de estas mujeres del mundo de la prostitución.

El equipo multidisciplinar de Fiet Gratia va donde están las mujeres que son posibles víctimas de trata y que están en una situación de explotación sexual, muchas de ellas en un contexto de gran vulnerabilidad. “Hay muchas mujeres en Melilla que, por la pandemia, por verse atrapadas en la ciudad y no tener otras posibilidades, son un blanco fácil para personas que se pueden aprovechar de esta situación y las acaben llevando a la prostitución”, afirmó Fiona Bellshaw.

Casas de acogida
Desde el equipo también notan un aumento de mujeres que se prostituyen en España tras la pandemia. Se trata de mujeres que no encuentran otra salida para poder mantenerse o para tener algún ingreso para las necesidades de sus hijos. Por experiencia saben que estas mujeres no están en la prostitución porque quieran. “Incluso en las situaciones que no se identifican como trata de personas para la explotación sexual, son mujeres víctimas de muchas otras cosas de la vida”, afirma Bellshaw.

La ONG se acerca para conocer cada necesidad. Se ofrece una ayuda integral a la mujer y, a través del teléfono, se da asistencia psicológica para lo que cuentan con tres psicólogas que cuando hay una mujer que tiene mucha ansiedad y precisa de ser escuchada, puede llamarlas, incluso si está dentro de un piso de prostitución.

Fiet Gratia dispone además de tres casas de acogida a las que llegan mujeres víctimas de trata o prostitución. Allí se les da atención y ayuda multidisciplinar, así como posibilidades de formación para que puedan labrarse un futuro diferente.-

Tomad de la Publicación de «Protestante Digital»

Related Articles

Leave a Comment