Home CONTENIDOS Pregúntele al economista: ¿Debería un cristiano invertir en Bitcoin?

Pregúntele al economista: ¿Debería un cristiano invertir en Bitcoin?

by rularrondo

(*Greg Phelan, especialista en el tema, responde).- Qué me puedes decir sobre Bitcoin? Suena a dinero de monopolio. ¿Es real? ¿Es seguro de usar? ¿Cómo puedo pensar en ello como cristiano?

Una de las historias más importantes en los mercados financieros en la última década es el aumento astronómico de Bitcoin y otras criptomonedas. Algunas personas piensan que las criptomonedas revolucionarán nuestro mundo. Otros piensan que es un fraude.

Necesitamos algo de economía básica para comprender lo que está en juego. Joe Carter tiene una explicación fantástica sobre los detalles, así que me centraré en ideas de alto nivel.

Aquí no hay dividendos


Quédese conmigo aquí: el rendimiento de cualquier inversión se obtiene sumando el rendimiento por dividendo (el valor que produce su inversión) y la ganancia de capital (el cambio en el precio de lo que pagó).

Entonces, si compra una casa, su dividendo es el ingreso por alquiler (si la alquila) o el valor que recibe por tener un lugar para quedarse. Si invierte en una empresa, su dividendo es su parte de las ganancias que obtiene esa empresa. Si deposita su dinero en una cuenta de ahorros, su dividendo es la cantidad (actualmente pequeña) de interés que le paga su banco.

Bitcoin y otras criptomonedas no producen dividendos. Nunca proporcionarán un lugar para quedarse o ingresos ganados o incluso intereses. Eso no es una predicción; es solo un hecho. Y a diferencia de una acción, que puede pagar dividendos más altos en el futuro y, por lo tanto, justificar un aumento de precio, las criptomonedas nunca pagarán dividendos en el futuro. Los dividendos futuros no pueden justificar un aumento del precio de las criptomonedas.

Entonces, ¿por qué la gente invierte en criptomonedas? Porque esperan que suba el precio.

Tenemos una palabra en finanzas para una inversión como esta: una burbuja. Un activo que nunca paga dividendos pero tiene un precio que sigue subiendo es una burbuja. Un inversor puede creer que Bitcoin es una burbuja e invertir racionalmente siempre que espere venderse antes de que estalle la burbuja. Pero eso no es invertir; eso es apostar, y es un juego de suma cero.

No es un activo. ¿Quizás una moneda?
Entonces, como activo , Bitcoin no debería tener ningún valor en absoluto. Pero como moneda , podría. Después de todo, no obtienes dividendos por tener dinero en tu billetera. Pero no «compra» dinero porque tenga la intención de conservarlo para siempre. El objetivo de tener dinero es “venderlo” en el futuro, usarlo para comprar algo, como un hot dog o muebles de sala. El valor de la moneda proviene de la disposición de las personas a aceptarla como medio de pago .

Pero Bitcoin es un medio de pago mucho menos robusto que otras monedas. Si bien existe una demanda de transacciones de Bitcoin en el mercado negro debido al anonimato, el nivel actual de pagos no puede explicar el precio. La cantidad de transacciones de Bitcoin se desaceleró a partir de 2012 y no ha aumentado en absoluto desde 2017. Pero el precio se ha disparado desde entonces.

Como moneda, Bitcoin no es tan bueno como los dólares o cualquier otra moneda. No hay debate sobre eso. La única explicación para invertir en Bitcoin es que la gente espera que el precio suba. Un inversor podría creer que el valor de la transacción aumentará y un día Bitcoin será una verdadera moneda, lo que justifica el aumento de precio hoy. No creo que esa creencia sea realista.

Todos los economistas están de acuerdo en que un precio estable es muy deseable para una moneda. Pero el precio de Bitcoin es increíblemente volátil. El sector de las criptomonedas lo sabe, razón por la cual ha surgido una clase alternativa de criptomonedas: las monedas estables. Las monedas estables son monedas virtuales diseñadas para tener un precio fijo, porque una «moneda» sin un precio estable no durará como moneda.

Ese es el problema con Bitcoin: es no un stablecoin. El precio fluctúa tremendamente. Convertirse en una moneda real en el futuro requeriría que el precio dejara de subir (estabilizarse) algún día, momento en el que Bitcoin necesitaría tener el mismo valor de liquidez que otras monedas. Bitcoin tendría que desplazar monedas globales como el dólar y el euro para tener un valor de liquidez equivalente. La mayoría de los economistas lo encuentran ridículo.

El hecho de que Bitcoin sea casi seguramente una burbuja no significa que deba venderlo en corto mañana. Las burbujas pueden persistir durante mucho tiempo. John Maynard Keynes dijo la famosa frase: «El mercado puede permanecer irracional más tiempo del que usted puede permanecer solvente», y Sir Isaac Newton declaró sobre la burbuja del Mar del Sur que podía «calcular los movimientos de las estrellas celestiales, pero no la locura de la gente».

Respuesta cristiana
¿Cómo debería sentirse un cristiano con respecto a Bitcoin? Bueno, ¿qué opina del juego como estrategia de inversión? Invertir en Bitcoin significa apostar por salir antes de que estalle la burbuja. Es un juego de suma cero entre usted y otros comerciantes, en el que sus ganancias son sus pérdidas. Puede ganar mucho dinero invirtiendo en Bitcoin, muchas personas lo han hecho. Pero creo que es mejor poner el dinero en otra parte, incluso si eso significa dejar ganancias sobre la mesa.

Con los activos reales, obtiene un rendimiento porque pone en riesgo el dinero y se le da un uso productivo. Cuando compra una acción o un bono corporativo, en el otro lado de su inversión hay un negocio que usa su dinero para expandirse, para crear nuevos productos, para emplear trabajadores; uno espera, para servir al bien común. Cuando un banco emite una hipoteca, otorga un préstamo a un propietario que pide prestado dinero para comprar una casa. El inversor obtiene un rendimiento y el prestatario también se beneficia.

Los cristianos deben estar entusiasmados de invertir en formas que sirvan al bien común, ya sea usando sus fondos de jubilación para alinear valores e inversiones o proporcionando fondos para un lavado de autos para generar empleos o de cualquier otra manera. Invertir crea y sirve.

Dada la opción entre invertir en una burbuja que permite transacciones ilícitas en el mercado negro o invertir en activos reales que uno espera sirva al bien común, la elección debería ser obvia para los cristianos.

Greg Phelan es profesor asociado de economía en Williams College. Obtuvo su título universitario y de posgrado en la Universidad de Yale, y su investigación se centra en macroeconomía y teoría financiera. Es anciano en la Community Bible Church en Williamstown, Massachusetts, donde vive con su esposa e hijos.

TOMADO DE LA PUBLICACIÓN DE «COALICIÓN POR EL EVANGELIO»

Related Articles

Leave a Comment