Home ALABANZA ¿Cómo se debe alabar a Dios? (Fragmento del libro “Alabanza y Adoración” de José Reina)

¿Cómo se debe alabar a Dios? (Fragmento del libro “Alabanza y Adoración” de José Reina)

by rularrondo

Formas y maneras bíblicas de alabar y adorar a Dios.


a) Acción de gracias. “Entrad por sus puertas con acción de gracias, por sus atrios con alabanza; Alabadle, bendecid su nombre.” Salmos 100.4 “Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.” 1 Tesalonicenses 5:18


b) El canto. “Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.” Salmos 40:3 “Cantad a Dios, cantad; Cantad a nuestro Rey, cantad; Porque Dios es el Rey de toda la tierra; Cantad con inteligencia.” Salmos 47:6-7 “Id pues, ahora, y trabajad. No se os dará paja, y habéis de entregar la misma tarea de ladrillo. Entonces los capataces de los hijos de Israel se vieron en aflicción, al decírseles: No se disminuirá nada de vuestro ladrillo, de la tarea de cada día. Y encontrando a Moisés y a Aarón, que estaban a la vista de ellos cuando salían de la presencia de Faraón.” Ex. 5:18-20 La alabanza es vista por los demás. Debe ser audible, expresada en alta voz. “Para exclamar con voz de acción de gracias, y para contar todas tus maravillas.” Salmos 26:7 «Y sacrificaron aquel día numerosas víctimas, y se regocijaron, porque Dios los había recreado con grande contentamiento; se alegraron también las mujeres y los niños; y el alborozo de Jerusalén fue oído desde lejos.» Nehemías 12:43 La alabanza que no es audible, debe ser visible. La alabanza puede ser hablada o se puede expresar por los movimientos del cuerpo.

c) Por eso la danza es una forma apropiada de alabanza. En el Antiguo testamento podemos encontrar los siguientes versículos que nos hablan de la importancia de la danza. “Y María la profetisa, hermana de Aarón, tomó un pandero en su mano, y todas las mujeres salieron en pos de ella con panderos y danzas.” Exodo15:20 “Y David danzaba con toda su fuerza delante de Jehová; y estaba David vestido con un efod de lino. Así David y toda la casa de Israel conducían el arca de Jehová con júbilo y sonido de trompeta. Cuando el arca de Jehová llegó a la ciudad de David, aconteció que Mical hija de Saúl miró desde una ventana, y vio al rey David que saltaba y danzaba delante de Jehová; y le menospreció en su corazón.” 2 Samuel 6:14-16 “Has cambiado mi lamento en baile; Desataste mi cilicio, y me ceñiste de alegría.” Salmos 30:11 “Alaben su nombre con danza; Con pandero y arpa a él canten.” Salmos 149:3 “Alabadle con pandero y danza; Alabadle con cuerdas y flautas.” Salmos 150: 4 Y en el Nuevo Testamento encontramos el siguiente: “y saltando, se puso en pie y anduvo; y entró con ellos en el templo, andando, y saltando, y alabando a Dios. Y todo el pueblo le vio andar y alabar a Dios.” Hechos 3:8,9 (Nótese los verbos) El valor de la danza está en la acción física que exige. Requiere que se hagan a un lado las inhibiciones y se haga uso de todo el cuerpo. La danza no tiene valor en sí pero la acción espiritual que puede producir es valiosa.
Por lo general, si el creyente se abstiene de acciones físicas delante del Señor, es una señal de que también se abstiene de acciones espirituales delante de Él. Si el creyente retiene la alabanza en el corazón, limita el movimiento de Dios en medio de él.

d) Aplaudir. “Cantad alegres a Jehová, toda la tierra; Levantad la voz, y aplaudid, y cantad salmos.” Salmos 98:4 “Pueblos todos, batid las manos; Aclamad a Dios con voz de júbilo.” Salmos 47:1

e) Gritar. Aclamar a Dios. Los israelitas eran famosos en Canaán por su grito de combate. Cuando alzaban la voz para gritar, el enemigo comenzaba a temblar de miedo. Ellos sabían lo que el grito representaba y cómo en Jericó, ese grito de batalla inició la victoria de Israel. Era un grito de victoria.

f) Ofrendas y diezmos. “¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas. Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado. Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.” Malaquías 3:8-10

g) Buenas obras. “Y de hacer bien y de la ayuda mutua no os olvidéis; porque de tales sacrificios se agrada Dios”. Hebreos 13:16

h) Oración. “Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos.” Apocalipsis 5:8

i) Levantar las manos. “Así te bendeciré en mi vida; En tu nombre alzaré mis manos.” Salmos 63:4 “Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda.” 1 Timoteo 2:8 Vemos aquí dos motivos para levantar las manos:
1) Dando gracias a Dios.
2) En señal de sometimiento y humildad.

j) Música instrumental. “Alabadle a son de bocina; Alabadle con salterio y arpa. Alabadle con pandero y danza; Alabadle con cuerdas y flautas. Alabadle con címbalos resonantes; Alabadle con címbalos de júbilo.” Salmos 150:3-5

k) Inclinarse, arrodillarse. “Venid, adoremos y postrémonos; Arrodillémonos delante de Jehová nuestro Hacedor.” Salmos 95:6 “Y de mes en mes, y de día de reposo en día de reposo, vendrán todos a adorar delante de mí, dijo Jehová”. Isaías 66:23 “Y cuando acabaron de ofrecer, se inclinó el rey, y todos los que con él estaban, y adoraron. Entonces el rey Ezequías y los príncipes dijeron a los levitas que alabasen a Jehová con las palabras de David y de Asaf vidente; y ellos alabaron con gran alegría, y se inclinaron y adoraron.” 2 Crónicas 29:29-30.

l) Estar en silencio. “Estad quietos, y conoced que yo soy Dios; Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra.” Salmos 46:10 “El le dijo: Sal fuera, y ponte en el monte delante de Jehová. Y he aquí Jehová que pasaba, y un grande y poderoso viento que rompía los montes, y quebraba las peñas delante de Jehová; pero Jehová no estaba en el viento. Y tras el viento un terremoto; pero Jehová no estaba en el terremoto. Y tras el terremoto un fuego; pero Jehová no estaba en el fuego. Y tras el fuego un silbo apacible y delicado.” 1 Reyes 19:11-12

m) Estar de pie. “Y los sacerdotes desempeñaban su ministerio; también los levitas, con los instrumentos de música de Jehová, los cuales había hecho el rey David para alabar a Jehová porque su misericordia es para siempre, cuando David alababa por medio de ellos. Asimismo los sacerdotes tocaban trompetas delante de ellos, y todo Israel estaba en pie.” 2 Crónicas 7:6. Denota respeto y atención.
En esto se resume la alabanza: en que se haga con todo el ser. “Bendice, alma mía, a Jehová, Y bendiga todo mi ser su santo nombre.” Salmos 103.1

Related Articles

Leave a Comment